martes, 7 de febrero de 2017

Desarrollo de la Creatividad. Material Instruccional del Módulo de Creatividad en la resolución de Conflictos, Parte 1

DESARROLLO DE LA CREATIVIDAD.
Para los investigadores y operadores del conflicto humano, la creatividad es una de las herramientas básicas, y debe formar parte del entrenamiento de todos los que desean trabajar científicamente la resolución del conflicto.
CONCEPTO
Intentaremos una definición, a los efectos de una mayor comprensión del texto, pero haciendo la advertencia que es algo en lo que los expertos aún no se han puesto de acuerdo.
En primer lugar diremos que se indica con la palabra CREATIVIDAD tanto la APTITUD HUMANA de ser creativo como la DISCIPLINA en potente desarrollo.
La disciplina de la creatividad (no decimos ni ciencia ni arte porque tiene sin lugar a dudas, de las dos) puede ser definida por su significado etimológico: viene del latín “creare” que significa engendrar, producir.
·         Arthur Koestler dice CREAR es asociar elementos en forma no habitual.
·         Drevdhal define “Creatividad es la capacidad humana de producir resultados mentales de cualquier clase, nuevos en lo esencial y anteriormente desconocidos para quien los produce. Puede tratarse de obras de la imaginación o de síntesis de pensamientos que no sean un mero resumen. La creatividad incluye la formación de nuevos sistemas y nuevas combinaciones a partir de datos conocidos, así como la transferencia de relaciones conocidas a nuevas situaciones y la formación de nuevas correlaciones. La actividad creativa debe ser intencionada y apuntar a un objetivo, no debe ser inútil aunque el producto no tiene porqué estar completamente acabado ni listo para su inmediata utilización. Puede adoptar forma artística, literaria o científica o ser de carácter técnico o metodológico”.
Por ser una palabra que se presta a tantas interpretaciones algunos han propuesto que en lugar de creatividad se hable de “biasociación”.
HISTORIA DE LA CREATIVIDAD.
En 1950 J. P. Guilford en Pensylvania dictó una conferencia para denunciar el descuido “alarmante” según él, que tenían en la investigación norteamericana temas como la creatividad y la posibilidad de desarrollarla en las personas. En la década del 60 fue explosiva la cantidad de autores que escribieron sobre el tema en el que se ha ido avanzando desde entonces, con descubrimientos verdaderamente impresionantes, que desafortunadamente no han tenido amplia difusión fuera de los ámbitos académicos.
Tanto y tan desordenadamente se ha escrito que algunos autores han propuesto una cierta sistematización, dividiendo a los trabajos sobre creatividad en cuatro categorías: Persona, proceso, producto y ambiente.
Edward de Bono para quien la creatividad es una habilidad, que como conducir un coche puede aprenderse, propone, manejo de instrumental metódico para estimular el proceso creativo.
Uno de los obstáculos a la creatividad es haber aprendido actitudes que bloquean el proceso creativo, por esta razón, muchas veces necesitamos des - aprender para luego estimular la creatividad. A estos obstáculos se los denomina bloqueos.
BLOQUEOS.
El desarrollo de la creatividad se puede ver obstaculizado por distintas razones, a esto se lo denomina “Bloqueos” y los hay de carácter cognoscitivos, emocionales, culturales.
Cognoscitivos: es cuando “el árbol no nos deja ver el bosque”. Pueden ser ilusiones geométricas y ópticas, pueden ser ilusiones perceptivas, puede ser la sujeción funcional (para mostrarla se utiliza el ejercicio de los nueve puntos en cuatro líneas), la presión de la “teoría dominante”.
http://manuelgross.bligoo.com/media/users/0/872/images/public/191/creativity-2.jpg?v=1452096369005
Emocionales: el primer gran bloqueo es estar convencido de que no se es creativo. El miedo a cometer errores. La necesidad de encontrar una solución con la mayor rapidez. El exagerado afán de de seguridad.
Culturales: la presión del consenso o desagrado grupal o de la sociedad para los que piensan distinto (característica esencial de lo creativo) puede ser un fuerte obstáculo.
En la solución de un conflicto, todo puede ser nuevo, creativo y cuanto más opciones y alternativas se puedan plantear más rica y provechosa será la solución del mismo para todos.


¿QUÉ APTITUDES FAVORECEN LA CREATIVIDAD?
El mismo Guilford enuncia varios factores que favorecen la creatividad:
1.- Sensibilidad frente a los problemas.
2.- Fluidez de pensamiento.
3.- Flexibilidad de adaptación.
4.- Originalidad de ideas.
5.- Capacidad de síntesis.
6.- Capacidad de análisis.
7.- Capacidad de reorganización.
8.- Capacidad de redefinición.
9.- Amplitud ideológica.
10.- Capacidad estimativa.
Para medir estas habilidades y estimularlas se han desarrollado numerosos juegos, test y toda clase de ejercicios.

DESARROLLANDO CREATIVIDAD.
1.    Concientice los tipos de cuestiones de que se trata.
2.    Desarrolle flexibilidad en el pensamiento (haga crucigramas o rompecabezas).
3.    Suspenda juicios instantáneos; reflexione sobre la situación.
4.    Haga tormenta de ideas.
5.    Sea curioso/a, desarrolle un pensamiento y una actitud inquisidora.

6.    Liste posibles situaciones, luego tache hasta eliminar y encontrar la mejor.

Fuente: Taller de Creatividad. Dra. Marta N. Paillet y la Dra. Jorgelina I. Amstutz

Hasta el Próximo post
Zhair Marrero S. 
Psicóloga, Docente, especialista en Dificultad para el Aprendizaje, Mediador Educativo,
Pedagogía de la Paz y Pedagogía Sistémica. 
Email: entrenamiento.mediación@gmail.com

martes, 3 de enero de 2017

Resolución de Conflictos e la Escuela. Ana Prawda

Resolución de conflictos en la escuela
APORTES DE LA MEDIACIÓN

En el III Foro Mundial de Mediación realizado en Italia (2000), y en el Primer Congreso Nacional de Mediación vía una Cultura de la Paz, en Hermosillo, México (2001), fue posible observar, en diferentes ponencias, el interés por encontrar procedimientos eficientes para resolver los conflictos que se presentan cotidianamente en la institucion escolar entre alumnos, y entre alumnos y docentes. 

La mayoría de los ejemplos estaban signados por la agresion y por la violencia, y enmarcados en la llamada "indisciplina escolar". En aquellos eventos, hacia la búsqueda de soluciones, tambien se debatió acerca de los aportes la Mediación .

En ese marco, nosotros expusimos que los problemas de conducta que pueden observarse en las diversas situaciones son tan sistemáticas, que ya no aparecen como simples anomalías esporádicas. 

Su incremento, y en algunos casos la gravedad, hacen que no podamos seguir hablando solamente de " las características del desarrollo evolutivo o espontáneo del niño y de sus posibles alteraciones", etc., sino que debemos ir a las causas, al origen de los conflictos.

Quienes trabajamos en instituciones educativas estamos obligados a resolver un número creciente de situaciones de disputa entre alumnos. Algunas de ellas, por lo reiteradas, parecen imposibles de resolver. Las estrategias que se utilizan para solucionarlas, muchas veces se relacionan con medidas drásticas y autoritarias que no mejoran la comunicación entre los protagonistas, sino que dan como resultado tan solo “la tranquilidad aparente y necesaria” para continuar la tarea.

También observamos, que los conflictos entre alumnos considerados “socialmente graves”, que exceden el marco escolar, generalmente denuncian a quienes anteriormente se acercaron, y a pesar de sus esfuerzos, muchas veces fracasaron en su intento de “ayudar”.
Se requiere, por lo tanto, conocer técnicas adecuadas y entrenarse para aplicarlas correctamente, de manera de mejorar la comunicación, la comprensión del problema del otro y el propio, procurar la reflexión, la tolerancia, el diálogo, con el objetivo claro de atenuar y/o resolver el conflicto que se presente. En ese camino, también prevenir la violencia.

La Mediación Escolar aporta una serie de estrategias y técnicas adecuadas para la resolución de los conflictos en la escuela, puestas en práctica por cada vez más docentes en el país con resultados satisfactorios.

Conflictos del docente
Es importante recordar la situación económica, social y profesional en que muchos de los docentes, de todos los niveles, se encuentran actualmente.

Entre otros problemas, podemos destacar el de su rol. Los docentes sienten que, en la realidad, no está delimitado. ¿Su función es la de enseñar? ¿Es la de asistir a sus alumnos que enfrentan problemas socio-económicos acuciantes? ¿Es la de ayudar a madres golpeadas, a padres sin empleo? En ocasiones, ni se los hace partícipes de muchas de las deliberaciones que sobre su tarea realizan las autoridades educativas, y que se supone deben aceptar y llevar a cabo. Se formaron para educar, pero son permanentemente presionados por padres y vecinos para que los ayuden en sus demandas de trabajo, vivienda, salud, etcétera. Problemas cuya solución no está en sus manos, sino que forman parte del campo de acción de los gobernantes.

Por otra parte, los valores fundamentales que hacen a la convivencia democrática como la tolerancia, el respeto por el otro, la justicia, la solidaridad y el ejercicio de una libertad responsable se expresan en normas, algunas de las cuales no se han actualizado. Es necesario revisarlas, particularmente las concebidas a mediados del siglo pasado.

Ante esta realidad, se debaten entre la cantidad de funciones que les exige el medio social ( comunitarias, sanitarias, legales, familiares, etc.) y que no pueden abarcar, y su función específica como docentes. Es así como aparece la confusión y no pueden discernir con claridad entre aquello de lo que pueden hacerse cargo, y las tareas o problemas que deberían delegar.

En relación con los conflictos en la escuela, el nivel y cantidad que se presentan pone a los docentes no formados en las nuevas técnicas en clara desventaja pues les faltan las herramientas necesarias para resolverlos y/o para enseñarles a sus alumnos a ser los protagonistas en la búsqueda de la solución.

Se necesita que los educadores promuevan en el aula un clima adecuado para la enseñanza-aprendizaje y no se limiten al uso coercitivo, impositivo o represivo de su autoridad, ni recurran a la amenaza del castigo o de las sanciones. Un docente democrático buscará el pasaje de la necesidad de "mantener la disciplina en el aula" a la de lograr un adecuado clima de trabajo. Y esto se consigue capacitándose para eso.

A pesar de los problemas que los aquejan y el estrés que les produce, los docentes, lejos de negarse o de cerrarse, solicitan recursos que les sirvan como herramientas didáctico-pedagógicas para actuar con mayor eficacia en la resolución de conflictos en la escuela.

Nuestra propuesta de mediación escolar
Nuestra propuesta consiste en un sistema de Mediación Escolar sin mediadores externos y específicos. Dicha propuesta es el resultado de estudios exploratorios acerca de:
- “la incidencia de la capacitación en mediación escolar, tanto en la disminución de los conflictos que generan violencia en la escuela, como en la formación de redes comunitarias” .

Del análisis de la información obtenida surge que, como consecuencia del trabajo de los mediadores escolares ( docentes, alumnos, miembros de la comunidad, etc.) adecuadamente entrenados, se han producido cambios positivos que persisten a lo largo del tiempo:
*la disminución en el tipo y frecuencia de los conflictos que se generan en la escuela.
*la manera de enfrentarlos y de resolverlos
*la incorporación de nuevos modelos de comunicación desarrollados en ámbitos escolares y en la comunidad de pertenencia.

Este sistema de mediación se estructura en torno a un programa de formación sobre “Nuevos modelos de comunicación y resolución alternativa de conflictos”.

En un principio se capacita a los docentes quienes transmiten ese conocimiento a los alumnos, y estos a su vez, a otros actores escolares, proyectándose al medio social en el que viven. Se construye así una amplia red comunicacional que incluye al conjunto de la comunidad educativa y vecinal de pertenencia.

Desde esta perspectiva, se destaca:

Un proyecto de capacitación sobre nuevos modelos de comunicación y resolución de conflictos, que permite crear un espacio de encuentro entre el docente y el alumno.

Un modelo de mediación escolar que puede ser extendido a la comunidad.

Un eje conductor de la tarea docente en el que se ubique a la escuela con el prestigio y reconocimiento social del rol que históricamente le fuera asignado: la educación de los futuros ciudadanos.

Autor: Ana Prawda

Psicopedagoga. Mediadora.



En Venezuela:
Zhair Marrero S..
Psicóloga, Docente, especialista en Dificultad para el Aprendizaje, Mediador Educativo, Pedagogía de la Paz y Pedagogía Sistémica. 
Email: entrenamiento.mediación@gmail.com


jueves, 15 de diciembre de 2016

EL conflicto es inherente a la relación humana.

EL CONFLICTO

Consideraciones generales:
El hombre es un ser en relación. “Zoom Politicom” Animal Social como lo definió Aristóteles, encuentra su razón y su destino en la relación que establece con sus semejantes y con todo lo que existe.

Daniel De Foe, en su novela “Robinson Crusoe” mostró claramente lo que le ocurre al hombre que vive aislado de sus semejantes, enloquece.

Tan esencial es la relación entre los humanos, que es la relación entre un hombre y una mujer, la que asegura la supervivencia de la especie misma.

Toda clase de relaciones establecemos los humanos entre nosotros, permanentes, transitorias, accidentales y lo hemos venido haciendo desde que aparecimos sobre la superficie de la tierra.

Es en este final de milenio donde la tecnología, la informática, internet, el correo electrónico, la facilidad de todo tipo y clase de comunicaciones han provocado un “salto cuántico” en la cantidad y calidad de relaciones e interrelaciones que individual y grupalmente sostenemos.

Es tan grande el aumento de las relaciones que tiene un adolescente de nuestra sociedad contemporánea que equivale al conjunto que tenía en toda su vida, un hombre público, del siglo pasado.

El mayor número de relaciones ha aumentado correlativamente el número de conflictos que en esas relaciones se generan (a mayor número de relaciones mayor número de conflictos posibles). Este aumento de relaciones no ha sido acompañado con un entrenamiento sobre el modo más adecuado de trabajar los conflictos y en consecuencia han aumentado como nunca en la historia de la humanidad, el número de juicios entre las personas y las probabilidades de guerra entre las naciones.

El atiborramiento de los Juzgados en todo el mundo es prueba innegable de este fenómeno, que estamos intentamos superar.

En cada relación hay intercambio y comunicación que pueden ser exitosos y enriquecedores o por el contrario generarse el conflicto.

Con esto queremos decir que el conflicto es parte constante en la actividad humana de todos lo ordenes, que forma parte de nuestra vida.

Según como manejemos el conflicto podremos sanar las relaciones o establecer rupturas y violencias de todo tipo generadoras de malestar y de dolor, tanto en lo individual como en la comunidad en su conjunto.

¿Quiénes estudian e investigan el conflicto como tema académico?

Muy pocos. En general no está previsto su estudio en la currícula del grado. En verdad es poco lo que se ha investigado sobre el conflicto en general y mucho menos aún lo que se ha transmitido de esos estudios fuera de los círculos académicos.

Un estudioso del conflicto Jandt escribió al final de la década del 70 “El estudio del conflicto y la resolución de este en cualquier ambiente, puede constituir la labor de investigación más importante y satisfactoria de esta época”. Él considera al conflicto como deseable porque desarrolla la creatividad, al buscar su resolución por distintas vías y porque si hay conflicto es porque existe la relación.

Concepto vulgar y concepto académico del conflicto.

Hay un concepto del conflicto que viene de la historia de la humanidad y de sus creencias, es el concepto que tienen del conflicto los que no han hecho estudios sistemáticos sobre él y que podemos denominar el concepto vulgar. El conflicto se define como algo indeseable, como combate, como peligro, como violencia eventual. Se lo percibe como negativo porque la cultura del litigio que hasta hace poco fue absolutamente predominante, lo identifica con la guerra, con la violencia, con la muerte, con el dolor, como una situación al fin, de combate donde uno gana y otro pierde.

Muy diferente es el concepto de conflicto que proponen los estudiosos del conflicto. Desde Jandt que ya en la década del 70 lo definía como deseable porque estimulaba la creatividad de las personas que se involucraban en una disputa, buscando su resolución; hemos llegado hay a autores como Mark S. Umbrei, que en su libro “Mediando en conflictos interpersonales”, al observar el poder que tiene el conflicto (correctamente administrado) para transformar y sanar las relaciones humanas, lo define como “un camino hacia la paz”.

Según cuál sea nuestra concepción del conflicto así será nuestro acercamiento y actitudes hacia él. Si hemos sido entrenados y sabemos de la capacidad transformadora y sanadora de una relación, que tiene una disputa cuando aparece, buscaremos consensuar, acordar, opciones ganadoras mutuas y saldremos de la disputa, enriquecidos y con acuerdos. Si nuestra creencia, coincidente con la mayoría de la sociedad, es que de la disputa se puede esperar: combate, adversariedad, pérdida, y hasta violencia y ruptura de la relación, mi actitud será elusiva o de combate y voy a estar muy lejos de considerarlo deseable o un camino hacia la paz.

En verdad debemos, si queremos crecer en bienestar, des-aprender lo que sabemos sobre la disputa y el conflicto y entrenarnos en su manejo científico como un modo de lograr pacificación social y bienestar en las instituciones donde actuamos desde la familia, pasando por la escuela y llegando hasta la comunidad global.

Una definición descriptiva del conflicto puede ser la siguiente: 
PROCESO DE CHOQUE DE FUERZAS O PODERES O SITUACIÓN DE TENSIÓN ENTRE PARTES QUE SOSTIENEN POSICIONES ANTAGÓNICAS, O APARENTEMENTE IRRECONCILIABLE.

También podemos describirlo como:
COMPETENCIA ENTRE DOS POLARIDADES CONTRAPUESTAS.

El conflicto a través de la historia.
Los conflictos individuales:
Dando un vistazo a la historia vemos como el conflicto ha sido considerado como sinónimo de disputa, de combate, de pelea, y la forma más corriente de resolverlo fue por medio de la pelea. En un principio con el duelo a muerte. Luego al comprobar los perjuicios y el dolor que significaba se fue suavizando y así tenemos los duelos a primera sangre, que no implicaban la muerte de uno de los dos.

No nos olvidemos que la ley mosaica de “Ojo por ojo y diente por diente” fue en verdad una dulcificación de las prácticas usuales donde “si me lastimabas, si me robabas yo te podía matar”.

Cuando la justicia comenzó a administrarse por la comunidad organizada, el juez tomó para sí el poder de decidir considerando que era lo mejor para las personas en conflicto y la violencia, en caso de ser necesaria pasó a ser ejercida por el Estado.

Como bien dijo una sabia mediadora colombiana la Dra. Adriana Polaina el juicio es “cirugía para el conflicto”. O sea es su última instancia, cuando las partes por si mismas han agotado las negociaciones, cuando la mediación ha fracasado en producir el acuerdo, entonces, allí el juicio como lo hace la cirugía, por invasión, va a lograr un equilibrio, seguramente no el mejor, pero sí el necesario para que el cuerpo sigo viviendo.

Por ello y desde hace aproximadamente 40 años todos los ADR, Alternative Dispute Resolution, Medios Alternativos de Resolución de Disputas, han tenido una expansión sorprendente en los países más avanzados del mundo. Las disputas entre personas individuales, en grupos y hasta de las empresas entre sí y con personas físicas, han comenzado a administrarse de modo tal que la negociación de las partes entre sí o cuando ellas no pueden o no quieren, asistidas por un mediador (experto en el manejo científico de la situación) se ha vuelto muy frecuente. La comunidad gana en bienestar. Hay muchas relaciones sanadas y se evita su ruptura. Los conflictos se resuelven más rápido y con menos costos y todos ganan.

Desde el punto de vista sociológico esta evolución en el concepto y manejo del conflicto es un cambio tan acelerado, que casi debiéramos hablar de revolución: “cambio abrupto de creencias”. Estamos pasando de una civilización del litigio a una civilización del consenso.

Cuando el conflicto es colectivo, involucra grandes grupos o muchas partes dentro de la comunidad, también encuentra su tratamiento efectivo a través de los medios alternos y esto está investigándose cada día más.

Los conflictos entre naciones:
Estudiar historia es conocer las guerras sucesivas en que han entrado las naciones por todo tipo de conflictos entre ellas.

Aquí cabe recordar, que cuando las creencias son más arraigadas más fuerte es la posibilidad de conflicto. Ej: las guerras de religiones que aún hay, producen dolor y duelo a una buena parte de la humanidad. Un conflicto no puede ser resuelto, si no cambian, aunque sea en parte, las creencias que llevan a las partes, en este caso las naciones, a él.

Nadie puede resolver un conflicto si en forma explícita o subyacente no se modifica alguna creencia.

Recordemos las viejas guerras de extensión territorial y de dominio de la antigüedad, los vencedores ejercían la fuerza (romanos, persas, chinos, mogoles, aztecas, etc). El vencedor aniquilaba al perdedor, se apropiaba de sus bienes y lo convertía en su esclavo. Poco a poco fuimos aprendiendo del horror de la guerra y buscamos el modo de suavizarla o evitarla.

Así, Convenciones Internacionales, establecieron límites a los modos de la guerra, derechos de los prisioneros, derechos de los vencidos, etc.

En la actualidad la opinión pública mundial repudia las guerras de dominación y toda forma de imperialismo como una actitud criminal.

Pero tuvimos que llegar a Gandhi, el gran pionero de la Resolución Alternativa de Conflictos o disputas internacionales. El y la India, nación que lo siguió en su política de la Resistencia pacífica, demostraron al mundo que se podía salir de un imperialismo agresivo como el inglés y liberar a la India sin el uso de la violencia o la guerra para resolver el conflicto.

Muchos hemos aprendido, mucho hemos avanzado y mucho hemos retrocedido en el tratamiento de los conflictos internacionales. Pero, hoy ya es un hecho para la Comunidad Global:
El repudio de la invasión de un Estado por otro.
El repudio de la intromisión de un Estado en los asuntos del otro.
El repudio de la violencia contra civiles.
El desprecio hacia las naciones que mantienen territorios conquistados, que ha llevado a las naciones imperialistas más recalcitrantes a moderar sus actitudes.
La existencia misma de las Naciones Unidas es un testimonio de que el hombre está reconociendo la Comunidad Internacional dentro de la cual, lo quiera o no vive y todo lo que ocurre con ella beneficia o perjudica a la Aldea Global.

En verdad, en nuestros días la mayor parte de los conflictos internacionales se resuelven por métodos no violentos. Así tenemos:
Negociaciones bilaterales por intermedio de sus oficinas de Relaciones Exteriores.
Negociaciones bilaterales y multilaterales dentro de las Naciones Unidas.
Convenios Internacionales.
Cortes Internacionales de Justicia.
Acuerdos de macro - integraciones como la Comunidad Económica Europea, el N.A.F.T.A. y el Mercosur.

En cuanto a las relaciones privadas entre personas de distintas nacionalidades, la resolución no violenta es un hecho y desde la Negociación Directa, pasando por la Conciliación, el Arbitraje y la Mediación todos los métodos no violentos y no judiciales se están aplicando con éxito. Esto ha logrado un activo intercambio económico, cultural, artístico, literario, sanitario, entre todas las naciones mostrándose cada día con mayor fuerza que somos Ciudadanos del Mundo.

CONCLUYENDO:
Podemos decir que estudio, concepción y percepción del conflicto se encuentra en una etapa de transición, la que implica el cambio de paradigmas, estamos pasando de “una civilización del conflicto y la adversarialidad” a una “civilización del consenso”,
Esta etapa de transición tiene toda la gama de percepciones sobre el conflicto, pero la fuerza pensante está cada vez más coincidente en buscar modos no adversariales para resolver las disputas.
Re - definir el conflicto dejando su acepción vulgar de combate donde uno gana y otro pierde para pasar a oportunidad de cambio, de acuerdos ganadores para los dos, que es el concepto que los investigadores serios sobre el conflicto, aprobarían.
El conflicto complejo, multi-parte, el que involucra a un gran número de actores sociales, también es administrable desde el movimiento R.A.D. y abre una nueva instancia a la democracia participativa y nos aleja de la meramente declarativa.
El quantum e intensidad en las relaciones humanas de este tercer milenio, nos colocan en una encrucijada:

¿Cómo sobreviviremos?
¿Si percibimos el conflicto como litigio y adversarialidad?
¿Si la cantidad de conflictos individuales han llevado a la saturación de las administraciones de justicia, en búsqueda de soluciones?
¿Si los conflictos entre naciones se resuelven por la violencia y la guerra?
Para sobrevivir hay que lograr un cambio de:
PARADIGMAS
CREENCIAS
PERCEPCIONES

Mark Umbrei dice en su libro MEDIANDO EN CONFLICTOS INTERPERSONALES: UN CAMINO HACIA LA PAZ: “La llave para manejar conflictos es creer que el conflicto es una parte natural e inevitable de la vida y la comprensión de que es NUESTRA REACCIÓN O RESPUESTA al conflicto, lo que lo convierte en una situación constructiva o destructiva”.

Tomado del Curso de Negociación de Dra. Marta N. Paillet y la Dra. Jorgelina I. Amstutz

Hasta el Próximo post
Zhair Marrero S.

Psicóloga, Docente, especialista en Dificultad para el Aprendizaje, Mediador Educativo, Pedagogía de la Paz y Pedagogía Sistémica. email: entrenamiento.mediación@gmail.com




jueves, 10 de noviembre de 2016

Un cambio de Mentalidad por Roberto E. Padilla. Diario La Nación

Un cambio de mentalidad.
Dos hermanas pequeñas discuten por una naranja. Ambas la quieren: “Es para mí”, clama la menor; “no, es mía”, grita la otra. “Mamá, mamá, vení!. La madre, cansada del barullo, se dirige a poner punto final a la disputa. Luego de separar a sus dos hijas, divide cuidadosamente la naranja en dos partes exactamente iguales y las entrega. Satisfecha, la madre regresa a sus tareas pensando haber solucionado con justicia el conflicto. Esta situación muestra la generalizada idea de lo que significa una solución justa: un tercero neutral que reparta equitativamente aquello que está en disputa.
A primera vista, la solución parece acertada. Pero la historia no termina aquí. La menor de las hermanas pela su mitad de fruta, tira la cáscara y come la pulpa; la otra, al contrario, tira la pulpa y guarda la cáscara para sazonar su torta. Vemos que la solución, aunque equitativa, no fue un buen remedio. Si la madre, en cambio, hubiera indagado los reales intereses, en vez de limitarse exclusivamente a cuestiones de procedimiento (cortar la fruta en exactas mitades) o de posiciones (las dos hermanas querían la única naranja porque tenían el mismo derecho a ella). Sin lugar a dudas habría llegado a una solución satisfactoria para ambas: pelar ella la naranja y entregar toda la pulpa a una y toda la cáscara a la otra, por ejemplo. Es más, si las partes hubieran sabido negociar cooperativamente entre ellas, evitando el reparto del tercero, habrían llegado a un resultado más satisfactorio para ambas.


 Soluciones creativas.
Este ejemplo ilustra con claridad las ventajas de diseñar y aplicar soluciones creativas, mutuamente satisfactorias, en contraposición a las decisiones de terceros impuestas a veces sin contemplar los reales motivos de las partes.
Las soluciones tradicionales muchas veces son imperfectas y presuponen un ganador y un perdedor.
Resulta necesario, entonces contar con nuevas opciones, nuevas Alternativas de Resolución de Disputas (ARD), que permitan a todas las partes ganar. La idea generalizada de que si el otro gana, yo pierdo, la negociación adversarial, debe girar hacia nuevos mecanismos diseñados para que las partes cooperativamente lleguen a la solución.
Como primer paso, las gentes deberán aprender a resolver sus diferencias entre sí y a negociar sus acuerdos directamente, a inventar soluciones mutuamente satisfactorias. Eventualmente deberán recurrir a la asistencia de terceros capacitados, - los mediadores - y adicionalmente al arbitraje.
Paulatinamente, la opción de la demanda judicial, lenta, costosa e insatisfactoria, se deberá ir dejando de lado. El juicio quedará como último recurso - no primero - para dirimir diferencias.
Una nueva cultura.
Adicionalmente, la implementación de nuevas Alternativas de Resolución de disputas (ARD) - negociación, mediación, arbitraje y otras - al apartarse del modo tradicional de solucionar conflictos, al evitar la condena personal y judicial y al potenciar la capacidad y decisión de las partes, permitirá aliviar la crítica sobrecarga que hoy sufren los despachos judiciales. Esta realidad impone un cambio de mentalidad, la transformación de la cultura adversarial tradicional en una nueva cultura negociadora y conciliadora. En ella, el abogado tendrá un papel preponderante: su rol moderno será ofrecer nuevos servicios, otros caminos más eficientes para resolver los problemas de sus clientes.
Los empresarios, funcionarios y la gente en general, por su parte, reclamarán de los hombres de derecho nuevas alternativas. Las universidades deberán tomar la posta de formar nuevas generaciones de profesionales capacitados para reducir el costo de resolver conflictos, entendiendo que la sobrecarga de los tribunales y el apego a los formalismos en nada contribuyen a solucionar los problemas de la sociedad.
El vapuleado Poder Judicial podrá cumplir satisfactoriamente con su función de repartir justicia si a los tribunales llegan solamente aquéllos asuntos que no pudieron ser resueltos por otras vías. La tradicional cultura adversarial deberá dar paso al nuevo movimiento conciliador, ya adoptado en países avanzados. Abogados, empresarios y la comunidad toda seremos responsables de este cambio de mentalidad que la realidad y la modernidad reclaman.
Por Roberto E. Padilla (Para La Nación).

Tomado del Diplomado en Pedagogía de la Paz Y Resolución de conflictos, autoras Marta Paillet, Jorgenila Amstutz y Elda Mazzarantani.

Hasta el Próximo post
Zhair Marrero S.
Psicóloga, Docente, especialista en Dificultad para el Aprendizaje, Mediador Educativo, Pedagogía de la Paz y Pedagogía Sistémica. email: entrenamiento.mediación@gmail.com


miércoles, 12 de octubre de 2016

Sabiduría No Convencional


Hasta el Próximo post

Zhair Marrero S.
Psicóloga, Docente, especialista en Dificultad para el Aprendizaje, Mediador Educativo, Pedagogía de la Paz y Pedagogía Sistémica.
email: entrenamiento.mediación@gmail.com


martes, 6 de septiembre de 2016

Paradigma Tradicional Vs Nuevo Paradigma

Tomado del Curso de Pedagogía de la Paz y Mediación Educativa.

"La aceptación de la diversidad de percepciones de una realidad común, nos vuelve tolerantes y nos habilita para vivir en democracia, donde el respeto a la diferencia, y la aceptación de la diversidad son actitudes necesarias.  Para que nuestra conducta cambie es necesario que primero ocurra en nosotros un cambio de percepción que será el motor que provocará ese cambio de conducta.

En Pedagogía de La Paz, este cambio se origina en el reconocimiento y posterior cambio desde lo que hemos llamado el Paradigma de la Violencia hacia el Paradigma del Consenso

El primero es el que hemos adoptado a través del aprendizaje de conductas violentas en donde ganar era la única forma sobrevivir.  

El segundo nace del razonamiento en donde aprender a convivir es la única forma de garantizar nuestra supervivencia como raza humana en este planeta

Modelo de Violencia
Lo rige la frase “Sálvese quién pueda”
El conflicto se define como Litigio, Violencia, Guerra
Provoca aumento de la inseguridad y el miedo
Al sostenerse en el tiempo nos coloca al borde de la autodestrucción

Modelo del consenso
Lo rige la frase Todos Juntos Podemos”
El conflicto se define como Oportunidad de cambio, Crecimiento
Provoca incremento de la Cooperación, la Confianza y la Participación
Al sostenerse en el tiempo nos coloca en el Camino de la Paz

En el Medio Educativo… 
¿Cómo reconocer en qué paradigma estamos y hacia cuál queremos ir?...

Características de las conductas del docente, que reflejan los dos tipos de modelos

Modelo de Violencia
Las decisiones para diagnosticar y diseñar el programa las toman las autoridades (Ministerio de Educación, Directivos de la Institución Educativa, Docentes), sin tomar en cuenta las necesidades de la comunidad en general.






El docente es el que posee el conocimiento, el que conduce y decide qué y cómo impartir ese conocimiento (es autónomo en su aula o materia)








El estudiante es considerado como ausente de conocimiento, se piensa que pueden realizar actividades específicas si son dirigidos.  La participación en  la toma de decisiones en el aula y en la institución educativa es mínima

La relación educador-educando es vertical, autoritaria y paternalista




Se valoriza la memorización y el “caletre”.  Evaluándose a través del premio y el castigo

Se enfatiza en los contenidos a desarrollar y en el resultado  lograr (notas)







Modelo del Consenso

El diagnóstico y diseño del programa se realiza con la participación de toda la comunidad.












El docente es un facilitador del proceso de aprendizaje para esto posee cualidades como la autenticidad, el aprecio por sí mismo y por los demás, aceptación de la diversidad, confianza en sí mismo y en la capacidad de sus estudiantes, comprensión empática con su grupo.






El estudiante es un sujeto activo, participa en todas las etapas del proceso educativo (contenidos, evaluaciones, normas, etc) son responsables al ser tratados con respeto e igualdad.


La relación educador-educando es horizontal, democrática, se practica la cogestión y la autogestión.  Ambos aprenden

Se valoriza la responsabilidad, el respeto, la solidaridad, la cooperación y el pensamiento creativo

Se hace énfasis en el proceso de aprendizaje








La mayor parte de los docentes tenemos aspectos de nuestra conducta que nos ubican dentro del modelo de la violencia y otros dentro del modelo del consenso, es cuestión de decidir en cuál de estos dos grandes modelos queremos estar, entendiendo que como un péndulo estaremos balanceándonos de uno al otro hasta integrar complemente la creencia que se puede vivir en paz resolviendo constructivamente nuestras diferencias, y esto nos permita desarrollar las habilidades necesarias para ser docentes pacíficos y poder transmitir esta otra manera de convivir a nuestros alumnos.

Para construir la convivencia es necesaria:
Solidaridad: sentirse responsable del otro
Cooperación: la posibilidad de crecer con el otro complementándonos
Responsabilidad: compromiso con una situación que nos involucra

Los valores que rigen la convivencia democrática deben ser objeto de aprendizaje escolar y vivencia cotidiana en la escuela

La actitud Integradora del Docente Facilitador exalta:
La solidaridad
La cooperación
La responsabilidad

Y a su vez promueve:
La comunicación
La creatividad
La participación
La capacidad potencial de cada individuo

Tomado del curso de Mediacoón y Pedaogía de la Paz. El libro esta libre en la web. Las autoras: Pedagogía de la Paz. Marta Paillet, Jorgenila Amstutz y Elda Mazzarantani., lo liberaron.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Paradigmas y demás yerbas aromáticas

Y ¿Qué es un Paradigma?

"ES UN CONJUNTO DE MODELOS, SUPUESTOS, JUICIOS, PRINCIPIOS Y CREENCIAS QUE RIGEN UN COMUNIDAD EN UN MOMENTO DETERMINADO"

Lo que sigue lo tomé de Wikipedia, pues me pareció una definición seria y basada en diferentes autores:

"El concepto es de amplio uso en la vida cotidiana, ya que se refiere a ideas, pensamientos, opiniones, creencias, puntos de vista, percepciones, etcétera, que se asumen como verdaderos o falsos. Incluso, el concepto de paradigma puede referirse, de manera cotidiana, a una creencia u opinión compartida colectivamente. Sin embargo, este uso del concepto puede generar diversos errores e imprecisiones, al presentarse en ámbitos teóricos y científicos, ya que se refiere prácticamente a cualquier idea o creencia que tenga un sujeto o grupo de sujetos. Es recomendable no emplear este concepto en usos de la vida cotidiana, y dejarlo para discusiones de carácter epistemológico. En su lugar, cotidianamente se pueden usar cualesquiera de los conceptos arriba mencionados.

Es necesario acotar el significado del concepto paradigma siempre que éste se emplee en la teorización epistemológica, ya que en general su significado contemporáneo dentro de la filosofía de la ciencia o epistemología alude al conjunto de prácticas y teorías que definen una disciplina científica en una época histórica dada.
https://image.slidesharecdn.com/paradigma-investigacioncualitativa-140917222911-phpapp01/95/paradigma-definicion-tipos-y-ejemplos-7-638.jpg?cb=1410992990

Paradigma según Thomas S. Kuhn
El filósofo e historiador de la ciencia, Thomas S. Kuhn dio a paradigma su significado contemporáneo cuando lo adoptó para referirse al conjunto de prácticas y saberes que definen una disciplina científica durante un período específico. El mismo Kuhn prefería los términos ejemplar o ciencia normal, que tienen un significado filosófico más exacto. Sin embargo, en su libro La estructura de las revoluciones científicas7 define a un paradigma de la siguiente manera:

"...'ciencia normal' significa investigación basada firmemente en una o más realizaciones científicas pasadas, realizaciones que alguna comunidad científica particular reconoce, durante cierto tiempo, como fundamento para su práctica posterior. [...] Voy a llamar, de ahora en adelante, a las realizaciones que comparten esas dos características, 'paradigmas', término que se relaciona estrechamente con 'ciencia normal'."
Thomas S. Kuhn, La estructura de las revoluciones científicas, Cap. II. El camino hacia la ciencia normal.

El paradigma, de esta manera constituye el desarrollo de lo que Kuhn llama ciencia normal, y como tal se manifiesta a través de los libros de texto propios de una ciencia o disciplina, al presentar la teorías aceptadas por las comunidades científicas de cada disciplina, explicándolas y comparándolas, mostrándolas a través de experimentos y observaciones. El paradigma define los métodos, los problemas que legítimamente debe abordar una disciplina o campo de investigación, para ser legado a generaciones futuras de científicos. De esta forma, el paradigma incluye en el plano de la investigación científica lo siguiente:

El planteamiento de supuestos teóricos básicos sobre la realidad y el conocimiento
lo que se debe observar y escrutar en la investigación científica, los acuerdos compartidos en las comunidades científicas, el tipo de métodos y metodologías que es legítimo emplear como parte de la investigación, cómo debe conducirse un experimento y qué equipamiento e instrumental está disponible para realizarlo, el tipo de interrogantes que se supone hay que formular para hallar respuestas en relación al objetivo, cómo deben estructurarse estas interrogantes y sus respectivas respuestas, cómo deben interpretarse los resultados de la investigación científica, el conjunto de teorizaciones que pretenden explicar los fenómenos de la realidad, el desarrollo de libros de texto científicos, tanto elementales como avanzados, 

En realidad este concepto de paradigma es muy amplio y se puede equiparar al concepto de matriz disciplinar o disciplina, ya que dicho concepto alude a la posesión común por parte de los que practican una disciplina concreta (disciplinar) y matriz porque se compone de los elementos estructurados que dan sentido a las explicaciones científicas. 

El paradigma es el conjunto de realizaciones de una ciencia y es compartido por los miembros de la comunidad científica. El papel de la comunidad científica de cada disciplina en el desarrollo del paradigma es clave, ya que Kuhn asume que la ciencia es una empresa humana colectiva y como tal las discusiones científicas son producto de la comunicación y la tarea coordinada y conjunta de los científicos trabajan en el desarrollo de un paradigma a través de sus diversas teorías y experimentos.

El paradigma en un sentido amplio, incluye aspectos ontológicos y epistemológicos fundamentales, que proporcionan el horizonte desde el cual se construyen los diferentes modelos teóricos y teorías de un nivel inferior, presentando las directrices generales de agrupamiento de las diferentes teorías en los campos disciplinares de cada ciencia.
Paradigma hermenéutico, http://sbt.blob.core.windows.net/storyboards/claudiajimenez/paradigma-hermeneutico-.png
De esta forma, dentro de la ciencia normal, un paradigma es el conjunto de experimentos modélicos capaces de ser copiados o emulados; siendo la base para crear un consenso científico. El paradigma aceptado en el consenso científico imperante en una época histórica dada, establece formas de ver e interpretar la realidad, también abren líneas para la creación de propuestas para la investigación futura, las teorías y prácticas derivadas del uso de un método científico y sus aplicaciones metodológicas concretas.

Un ejemplo de paradigma comúnmente aceptado sería el modelo estándar de la física. Los métodos científicos permitirían a los científicos ortodoxos investigar muchos fenómenos que pueden resultar contradictorios o contrastantes con el modelo estándar. Sin embargo es mucho más difícil obtener consenso para los mismos, en proporción a la divergencia de los principios aceptados del modelo estándar que tales experimentos examinarían. Así, en particular, un experimento para investigar la masa del neutrino o la descomposición de neutrones recibiría más fondos que un experimento que buscara violaciones a la conservación de momentos, o pretendiera estudiar la ingeniería de los viajes en el tiempo.

Kuhn define al paradigma como "una completa constelación de creencias, valores y técnicas, etc. compartidas por los miembros de una determinada comunidad".7 Esta definición aparece en 1969 como agregado a su libro original, porque en principio el uso del término no había estado claramente definido. Bajo esta definición de Kuhn subyace otro sentido en el uso del término: "un paradigma también denota una suerte de elemento en esa constelación, la solución concreta del rompecabezas que, empleado como ejemplo o modelo, puede reemplazar a las reglas explícitas como base para la solución de los rompecabezas remanentes de la ciencia normal".7 El término permanece impreciso debido a los diferentes usos que se le dan.

Kuhn y el cambio de paradigma o revolución científica

Albert Einstein, protagonista de uno de los principales cambios de paradigma científico del siglo XX.

El cambio de paradigma tiende a ser drástico en las ciencias, ya que éstas parecen ser estables y maduras, como la física a fines del siglo XIX. En aquel tiempo la física aparentaba ser una disciplina que completaba los últimos detalles de un sistema muy trabajado. Es famosa la frase de Lord Kelvin en 1900, cuando dijo: "No queda nada por ser descubierto en el campo de la física actualmente. Todo lo que falta son más medidas y más precisas".

Cinco años después de esta aseveración, Albert Einstein publicó su trabajo relatividad especial que fijó un sencillo conjunto de reglas superando a la mecánica de Newton, que había sido utilizada para describir la fuerza y el movimiento por más de doscientos años. En este ejemplo, el nuevo paradigma reduce al viejo a un caso especial, ya que la mecánica de Newton sigue siendo una excelente aproximación en el contexto de velocidades lentas en comparación con la velocidad de la luz.

En La estructura de las revoluciones científicas, Kuhn escribió que "...las sucesivas transiciones de un paradigma a otro vía alguna revolución, es el patrón de desarrollo usual de la ciencia madura".

La idea de Kuhn era revolucionaria en su tiempo, ya que estableció la necesidad de mirar con perspectiva histórica a los desarrollos cientificos, y asumió que la ciencia es una empresa humana y como tal histórica, por ende, transformable. La observación kuhniana sobre la necesidad de mirar desde la perspectiva histórica el desarrollo de la ciencia, fue en sí misma un "cambio paradigmático" en la historia, la sociología y la filosofía de la ciencia.
Paradigma interpretativo. http://sbt.blob.core.windows.net/storyboards/beivomar/paradigma-interpretativo.png

Paradigma según Fritjof Capra
En las últimas tres o cuatro décadas, además del uso del concepto de paradigma realizado por Kuhn, otros autores como Imre Lakatos y otros han empleado dicho concepto con un sentido distinto. Cabe destacar el uso que de él ha hecho Fritjof Capra, en su obra El punto crucial (The turning point). 

En esta obra, Capra plantea una visión amplia sobre paradigma, vinculada con los procesos históricos y civilizatorios, y su relación con la naturaleza. Para Capra, las limitaciones civilizatorias actuales están generando un "cambio de paradigma", entendiendo por paradigma la mentalidad, conceptos y sistemas de valores que forman parte de una visión particular de la realidad. Establece y describe dos grandes paradigmas: el existente y el que está en formación. 

El paradigma existente hoy en día se ha gestado desde la antigüedad, que incluye fenómenos históricos como: la Revolución científica, el Siglo de las luces, la Revolución industrial; e incluye a nivel conceptual o cultural: la idea del método científico como único enfoque para llegar al conocimiento legítimo; la concepción del universo como sistema mecánico compuesto de partes elementales; la fragmentación de la realidad y sus fenómenos; la vida social comprendida como lucha competitiva por la existencia; el crecimiento tecnológico y económico para la obtención de progreso material ilimitado; la idea de que el crecimiento y el progreso es constante e ilimitado; la idea del modelo causa-efecto como base para las explicaciones de los fenómenos. 

A tal paradigma existente, contrapone otro paradigma en proceso de formación, con características opuestas: la posibilidad de llegar al conocimiento no solamente a través del método científico; una visión holística, amplia e integral de la realidad y sus fenómenos, que no fragmenta los fenómenos para conocerlos; la idea de que la civilización privilegia la cooperación; la limitación del crecimiento material y tecnológico dada la finitud de la naturaleza; una visión del mundo entendiendo a éste como amalgama de sistemas complejos interdependientes e interrelacionados.

Otros usos del concepto en Ciencias Sociales
Probablemente el uso más común de paradigma, implique el concepto de "cosmovisión".8 Por ejemplo, en Ciencias Sociales, el término se usa para describir el conjunto de experiencias, creencias y valores que afectan la forma en que un individuo percibe la realidad y la forma en que responde a esa percepción. Debe tenerse en cuenta que el mundo también es comprendido por el paradigma, por ello es necesario que el significado de paradigma es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.
Paradigma Positivista.  http://sbt.blob.core.windows.net/storyboards/katherine_ortiz/paradigma-positivista--hermeneutico-y-sociocritico-.png

Los investigadores sociales han adoptado el concepto de Kuhn "cambio de paradigma"9 para remarcar un cambio en la forma en que una determinada sociedad organiza e interpreta la realidad. Un "paradigma dominante" se refiere a los valores o sistemas de pensamiento hegemónicos o dominantes en una sociedad, en un momento determinado. Los paradigmas dominantes son compartidos por el trasfondo cultural de la comunidad y por el contexto histórico del momento. Las siguientes son condiciones que facilitan que un sistema de pensamiento pueda convertirse en un paradigma dominante:

Organizaciones profesionales que legitiman el paradigma.
Líderes sociales que lo introducen y promueven.
Periodismo y medios de comunicación que difunden posturas orientadas desde tal sistema de pensamiento, legitimándolo al mismo tiempo que difunden el paradigma.
Agencias gubernamentales que lo oficializan.

Educadores que lo propagan al enseñarlo a sus alumnos.
Conferencistas ávidos de discutir las ideas centrales del paradigma.
Grupos de derechos que concuerdan con las creencias centrales del paradigma.
Fuentes financieras que permitan investigar sobre el tema o lo apoyan económicamente.
Al equiparar el paradigma con modelo, hablando de Ciencias Sociales, se tiene que el mismo comprende a un conjunto de características aplicables al estudio de determinada sociedad.

Paradigma como Gestalt o como visión de la realidad
Los paradigmas pueden ser descritos desde una perspectiva estructural. Operan en diferentes niveles: macro, meso y micro de la estructura paradigmática. Los niveles direccionan mejor la estructura fundamental de los paradigmas, y no tanto su categorización cronológica o histórica, ni su uso etimológico; como sucede en la mayoría de las disciplinas. Los niveles paradigmáticos están siempre presentes y no se encuentran limitados por tales categorías. Permiten además ayudar a comprender el funcionamiento de un paradigma.

Nivel macro: Se requiere conocer la respuesta a "qué puede ser entendido". La pregunta es: ¿Puede asumirse en realidad que la esencia de las cosas ideales puede ser comprendida, como en la teoría de las ideas de Platón y Aristóteles? ¿Tras la aproximación a lo esencial de estos dos filósofos no es posible inferir que "las mismas cosas se revelan como son, según se analiza en la ontología fundamental de Heidegger? La suposición que hacemos al contestar estas preguntas nos predispone a una determinada forma de encarar el proceso de conocimiento.

Nivel meso: La cuestión es determinar cómo el nivel macro influencia y transforma la teoría del conocimiento resultante: ¿El hombre es capaz solamente de un limitado conocimiento deductivo, o está abierto a un entendimiento inductivo y comprehensivo del universo? ¿Si el hombre es capaz de un conocimiento inductivo, dónde se origina éste? La respuesta en el nivel macro es fundamental para esta suposición. Todos los esfuerzos filosóficos, desde antes de Sócrates, tienden al esencialismo. La aproximación ontológica busca evadir la esencia de las cosas, requiriendo que éstas revelen por sí mismas cómo son.

Nivel micro: Aquí la consecuente percepción de los dos niveles precedentes, contestando las preguntas sobre qué hay en el universo y cómo éste puede ser comprendido, se pone en práctica. ¿La praxis se construye sobre múltiples normas de conducta ( ética ) o consiste en un encuentro abierto y fundamental con el universo según las diferentes formas de percepción? Las diferentes percepciones constituyen la "conciencia afectiva". El conocimiento previo y actual de la percepción está limitado a las categorías esenciales, mientras que la conciencia afectiva es por naturaleza abierta, ilimitada, inductiva y no restringida por el sentido de la percepción.

Así, un paradigma es una visión de la realidad que conforma una Gestalt resultante de las tres ramas de la filosofía: metafísica, epistemología y ética, de la siguiente manera:


  •  una suposición ontológica sobre lo que existe, sus características y modo de ser. Esto constituye la base para: 
  •  una concepción epistemológica sobre las condiciones en que se da el conocimiento, sus características y posibilidades.
  •  una concepción sobre una ética como condición para la existencia y la acción humana

Resulta obvio que las tres ramas de la filosofía describen la estructura de un paradigma. Ninguna de las ramas de la filosofía puede por separado completar su conocimiento, pero juntas describen la Gestalt semejante a un movimiento en espiral —no un mero círculo— que constituye el conocimiento hermenéutico.

La Parálisis Paradigmática se puede presentar en cualquier nivel de la sociedad, pero sus consecuencias son peores cuando ataca a personas que toman decisiones. No es una enfermedad física, más bien es de la mente, pero cuando se presenta suele ser muy dañina sobre todo en personas y organizaciones expuestas a un entorno dinámico. En general, es una enfermedad fácil de adquirir y a menudo fatal cuando se trata de convertir el paradigma en el paradigma único.

Pero. ¿De dónde proviene esta enfermedad, muchas veces rayana en la paranoia? La palabra griega "paradeigma" significa "modelo" o patrón" y en la práctica se convierte en un conjunto de reglas y disposiciones, escritas o no, que establecen o definen los límites y las formas de comportarse dentro de ellos. Se crean estructuras mentales, mitos, creencias, modelos, patrones, estereotipos que al asumirse como ciertos, resultan fáciles de adoptar, y por ende influyen en el comportamiento, actitudes y percepciones de las personas.
http://sbt.blob.core.windows.net/storyboards/jupacres12/tres-paradigmas_thumb.png?utc=130097679942400000

Algunos paradigmas podrán ser triviales, pero grandes o pequeños, sirven para proporcionar una visión, una comprensión y métodos particulares para resolver problemas específicos. Es muy saludable tener ciertas formas de comportarse o de poseer ciertos modelos, pero en el extremo, la "parálisis paradigmática", pasa a constituirse en una de las enfermedades organizacionales más graves, la cual no permite pensar ni dudar respecto de la validez o vigencia del paradigma y podría volverse crónica.

Existen variados ejemplos de esta enfermedad entre empresarios, educadores, gobiernos, profesionales, comerciantes, políticos, científicos, en las familias, en países, en las religiones, etc., y eso debido a que la historia humana siempre ha estado en proceso de cambio y por ende siempre han existido paradigmas, con la única diferencia que de antaño ocurría un cambio cada veinticinco años y en la actualidad ocurren en cosa de minutos, por lo que se debe disponer de una adecuada dosis de predisposición, entre otras, para no ser víctima de esta "parálisis paradigmática".

En 1492, hace más de quinientos años, Cristóbal Colón inició un viaje para buscar una nueva ruta a Oriente. Basado en su creencia de que la Tierra era redonda, Colón había notado que al observar un barco alejándose del puerto, el casco era lo primero en desaparecer en el horizonte, después lo hacía el velamen. Los demás obviamente veían lo mismo, sin embargo como el paradigma de la época, era el de que la Tierra era plana, no trataron de explicarse el porqué de la situación, ya que al ser plana, el barco alejándose sólo se vería más pequeño. Unos años más tarde, Hernando de Magallanes completó la primera vuelta en barco alrededor del mundo. Se había roto el paradigma y la correspondiente parálisis.[cita requerida]

La definición de paradigma expuesta en este artículo se corresponde con el significado de la palabra casi homónima del idioma inglés, español, francés, alemán e italiano. De hecho, la definición de paradigma según la Real Academia Española No obstante, dado que este término se utiliza en enseñanzas técnicas en castellano de forma generalizada con la definición aquí expresada, no se puede considerar que esta interpretación del vocablo paradigma no sea acertada, al menos, a efectos prácticos.
http://sbt.blob.core.windows.net/storyboards/luisilva/paradigmas.png



Demás yerbas aromáticas

El concepto copiado directamente de wikipedia, tiene el objetivo de precisar al menos en el área docente lo que significa "vivir un paradigma", o "salir de un paradigma", o "construir un nuevo paradigma", en este caso, en el modo de ver la educación, los contenidos y el modo en el que hacemos la entrega.

El peso del cambio de paradigmas, recae muchas veces sobre la Escuela, pues aplicar nuevos descubrimientos requiere de una valentía excepcional, en la que innovar es la premisa.

Hasta el Próximo post

Zhair Marrero S.
Psicóloga, Docente, especialista en Dificultad para el Aprendizaje, Mediador Educativo, Pedagogía de la Paz y Pedagogía Sistémica.
email: entrenamiento.mediación@gmail.com