jueves, 19 de marzo de 2015

El país pierde cuando hay posiciones antagónicas. ¿Cuál es tu inicio? Reflexiones

Cuando no llegamos a ningún acuerdo, o negociación entre las partes por posiciones antagónicas, las familias, las relaciones, las empresas, las organizaciones, y los países se ven desfavorecidos, ya que se dividen las acciones, con las cuales podríamos ganar más entre ambos.

Se inicia con un estancamiento en la economía, la producción decrece en la medida que la división se intensifica, ya sea por falta de acuerdos o por insistencia en que cada lado cree ser el mejor.

Ambas partes se encuentran ocupadas en sus propias prioridades, olvidándose de lo fundamental que tienen en común.

Cada lado intenta ganar algo, cada país es diferente en cuanto a lo que quieren ganar, y lo hacen con lógica por supuesto, pero parafraseando a William Ury, caen en un punto muerto donde no crece nada y al final todos pierden porque se pierde la capacidad de trabajar juntos y construir juntos con oportunidades de ganar-ganar para todos, convirtiéndose en creadores de oportunidades.



Se juega el "ojo por ojo" pero todos quedamos ciegos.

En las relaciones personales, también ocurre, hay más separaciones y divorcios de lo que quisieramos solo por no reconocer lo que nos hace falta en ese territorio común, y lo mejor de todo, aportar eso que falta para quedarnos en la relación.

¿Cómo cambiar eso?
Habría que comenzar por pensarnos como un sistema, repensarnos en lo que podemos aportar a dicho sistema para reconstruir entre todos.

Si vamos a la Pirámide Pin, de la negociación Hardwariana,( http://tercer-lado-mediacion-educativa.blogspot.com/2014/11/posiciones-intereses-y-necesidades.html) no se puede ni siquiera negociar por intereses, menos por posiciones, se estaría negociando por lo que cada uno necesita resolver.

Si podemos colocarnos en lo que necesitamos resolver, podríamos estar en el siguiente paso de una cooperación, manteniendo nuestras diferencias por supuesto.

La pregunta es ¿cómo podemos derribar esos muros que nos separan para cooperar? ¿cómo crear esos espacios donde podamos expresar nuestra creatividad e iniciativa en la solución de problemas y sean puestos en prácticas?

¿Cómo podemos construir esos puentes por los que podamos transitar, no solo en la resolución de problemas comunes, sino en la propia amistad y recuperarla? ¿cómo podemos ir más allá de nuestras diferencias más profundas?

¿Qué hacer si en lugar de atacarnos unos a otros, (lo que nos separa aún más) podríamos sentarnos a conversar sobre lo que necesitamos cada uno de nosotros? sobre lo que nos duele? creo que tendríamos que aprender a escuchar más, y asi podríamos escribir un nuevo libro sobre hacer "borrón y cuenta nueva" para avanzar sobre soluciones, y no sobre más problemas.

A un Maestro le escuché alguna vez que "Los países tienen el gobierno por el cual el pueblo ha trabajado", y eso me deja pensando en la responsabilidad que tenemos al elegir, pero sobre todo, lo que hemos trabajado y cultivado en nuestro propio país.

Al ser antagonistas, en muchos países existe el voto castigo, o el dejar de ir a votar, y todo esto es una expresión de la separatividad en la que vivimos, pero es una separatividad que nos deja ciegos ante los problemas comunes que tenemos que resolver como ciudadanos.

No tengo las respuestas, aun solo tengo preguntas sobre "el cómo", solo inicio por mi en mi pequeño mundo, en mi comunidad donde vivo, desde la asistencia a las reuniones de condominio, desde la amistad compartida por los que vivimos en el mismo piso, por la preocupación por las emociones y sentimientos de los que vivimos en la misma casa, no se si es un buen inicio, pero es mi pequeño inicio.

Hasta el próximo post
Zhair Marrero S.
Docente, Mediador Educativo, especialista en Pedagogía de la Paz y Pedagogía Sistémica.
entrenamiento.mediacion@gmail.com